Aral Digital.- Las ventas de champagne han alcanzado en nuestro país, durante el pasado año, más de 4,5 millones de botellas, lo que representa un crecimiento del 27,53% respecto a 2006. Estas cifras sitúan el octavo a España, por primera vez en el mercado exterior, detrás de Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Italia, Bélgica, Japón y Suiza, según datos ofrecidos por el Centro de Información del Champagne.

Las expediciones totales en 2007 del vino francés fueron de 338 millones de botellas, un 5,6% que en 2006. El mercado francés fue 187 millones ( 3,67%) y la exportación 151 millones ( 7,30%).

El grueso del consumo sigue estando en Francia y en la Unión Europea aunque es de destacar el avance de la demanda tanto en el este de Europa como en el continente asiático, China incluida. Para España, estas cifras representan la consolidación de una tendencia iniciada ya en 2005 con un aumento respecto a 2004 del 23,6% y en 2006 con un aumento respecto a 2005 del 26,7%.

De hecho, desde 2003 ,en que las ventas fueron de 2.158.056 botellas, el consumo en España ha más que doblado su presencia en 2007. Unos datos extraordinarios para un país que cada vez consume mejores vinos de calidad entre los que se encuentran los vinos de Champagne.

Geográficamente, la distribución del consumo de champagne en nuestro país va, de más a menos, Cataluña, 33%; Madrid y zona de influencia, 30%; País Vasco, 10%; Valencia, 9%; Andalucía, 5%; Noroeste, 5%; Islas Baleares, 4%; Aragón, 3%; y otros 1%.