En 2016, las ventas de Nestlé en el mercado español alcanzaron los 1.533 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2,1% en términos comparables. "Un año más, Nestlé ha apostado por no incrementar los precios de venta y se ha concentrado en la optimización de los productos ofertados y la adecuación de las promociones a los intereses del consumidor, decisiones que han sido determinantes para el crecimiento obtenido", según indican desde la compañía.

Gracias a las 10 fábricas españolas, en las que Nestlé ha seguido invirtiendo, las exportaciones representaron un 27% de las ventas totales y se situaron en 565 millones de euros. Si bien registraron un incremento del 4% en volumen, decrecieron un 7,5% en valor respecto al ejercicio anterior. Este decrecimiento viene dado por la bajada de los precios de venta a las sociedades del Grupo destinatarias de sus exportaciones, que han recogido los ahorros generados por la eficiencia de sus fábricas, prueba de su alto nivel de competitividad.

Por su parte, las ventas totales ascendieron a 2.098 millones de euros, decreciendo 0,6% en términos comparables, debido a la evolución de las exportaciones.

La innovación aportó un 14% a la cifra de negocios, destacando por su dinamismo las gamas de cafés, pizzas congeladas y alimentos infantiles.

Por último, las inversiones, en su mayor parte destinadas al ámbito de la producción, se incrementaron un 73% respecto al año anterior y alcanzaron los 104 millones de euros.