AMDPress.- El sector español de chicles y caramelos registró unas ventas de 108.778 toneladas de chicles durante el pasado año, un 0,1% más que en 2001, según la Asociación Española de Fabricantes de Caramelos y Chicles (CAYCHI), organización que agrupa a 33 empresas que representan al 66% de la producción nacional. El volumen comercializado significó una facturación de 442,04 millones de euros, un 8,9% más. Este fuerte alza de los ingresos estuvo motivado por el aumento de la comercialización de productos de valor añadido, en especial los destinados al público adulto (enriquecidos con vitaminas, bajos en calorías, blanqueantes, balsámicos, etc.)

En concreto, los caramelos balsámicos son los que registran mayor aceptación entre la población adulta en España (32,7%), seguidos de las gomas y gelatinas (17,5%), los caramelos con palo (17,5%), caramelos sin azúcar (17,4%) y los masticables (14%). De igual forma, por sabores, la menta (peppermint), supone el 17,4% de las ventas en distribución moderna, seguida de fresa ácida (15%), clorofila (11,1%) y menta verde o hierbabuena (9,9%).

En cuanto al mercado exterior, las exportaciones de chicles y caramelos alcanzaron las 201.333 toneladas (un 4,1% más que en 2001) y un valor de 226.664 euros ( 0,3%). Los principales mercados receptores fueron países comunitarios y de la Europa del Este, Rusia y Estados Unidos. En este sentido, la secretaria general de CAYCHI, Diana Roig, afirma que “nuestra balanza comercial es positiva gracias a que el caramelo y el chicle español es de gran calidad y muy competitivo”.

Respecto al futuro del sector, Roig señaló que continúa condicionado por la evolución de la tasa de población infantil, aunque destacó la fuerte inversión en I D para encontrar nuevos nichos de mercado. En cualquier caso, la secretaria general de CAYCHI considera que “será difícil que esta actividad registre grandes aumentos de ventas. España, con un consumo per cápita de tres kilos de chicles y caramelos, aún está muy lejos de otros países que, como Reino Unido, Alemania o Dinamarca, consumen dos o tres veces más”.