Más de ocho millones de británicos visitaron España en la primera mitad del año, un 5,5% más que en 2013, según la encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Minetur. De este modo, Reino Unido se convierte en el principal emisor de turistas a nuestro país en ese período, destacando de su estancia, entre otros factores, la gastronomía.

Así, según el estudio de Mintel Holidays to Spain-UK1, el 74% de los británicos asegura que merece la pena ir a España específicamente por la comida y el vino. Fruto de este interés, supermercados como Tesco o Marks&Spencer han creado su propia línea de "tapas" españolas y confirman el éxito de los productos de nuestro país, que han aumentado sus ventas en el último año.

Según Mintel, el 54% de los británicos afirma que está interesado en comprar productos auténticos sin importar dónde se han producido. De hecho, España es el segundo país del que más alimentos y bebidas importa Reino Unido, sólo por detrás de los Países Bajos.

"Reino Unido es uno de los mercados donde la trilogía Alimentación-Gastronomía-Turismo presenta mejores oportunidades y por ello desde Fiab apostamos por el trabajo conjunto en este ámbito en el marco de la colaboración público privada", asegura Jaime Palafox, director de Asuntos Económicos e Internacionalización de Fiab.

Quinto destino para alimentación y bebidas

Del 7 al 9 de septiembre, 24 empresas españolas darán a conocer sus productos en el pabellón agrupado español de la Speciality & Fine Food Fair 2014 en Londres, la principal feria gourmet británica y a la que acuden los distribuidores más importantes del país, como Sainsbury, Tesco y Marks&Spencer, entre otros.

Reino Unido es el quinto destino a nivel mundial de las exportaciones de alimentos y bebidas españoles, con una cifra de negocio de 1.511 millones de euros en 2013, lo que supone un aumento del 12% respecto al año anterior. El crecimiento medio de las exportaciones de estos productos en los últimos cinco años ha sido del 7,5%.

"La tendencia de las exportaciones españolas en Reino Unido es muy positiva. Aunque haya margen de mejora, las cifras demuestran que los productos españoles están haciendo las cosas bien", asegura Palafox.

Los productos que tienen un mejor comportamiento entre los británicos son el vino (con un volumen de exportaciones de 341 millones de euros), la carne de cerdo (99 millones de euros), el aceite (95 millones de euros) y los zumos (93 millones de euros).

Como afirma Jaime Palafox, "el Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas a 2020 tiene como uno de sus objetivos detectar los países con más potencial para las compañías de alimentos y bebidas españolas. El crecimiento de las exportaciones a Reino Unido apunta a este país como uno de ellos".