Aral Digital.- La empresa Negrini, dada la alarma de dioxina reportada en algunos medios nacionales e internacionales, ha informado que la Mozzarella de Búfala Campana DOP, importada por aquella, se encuentra fuera del peligro de contaminación. De este modo, Negrini y la empresa Cilento, proveedor de la primera, garantizan que el producto importado y distribuido en España y Portugal está fuera de peligro y bajo estrictos controles sanitarios.

Negrini ha querido salir al paso ante el problema originado con la alarma de dioxina y comunicar a sus clientes que el informe, llevado a cabo por el Ministerio de Relaciones Exteriores Italiano sobre los alcances de dicha alarma, recoge que sólo 9 de las 132 empresas del consorcio de Mozzarella di Búfala Campana han presentado problemas. Así, Cilento, proveedor de Negrini, no se encuentra entre ellas.

La compañía Cilento está situada en Cellole en la zona norte de la región de Campania, al borde de la región de Lazio. La leche de su producción proviene de búfalas de esta zona montañosa del norte de Campania, que se encuentra alejada de la zona de Napoli, donde se encontraron los pocos casos de contaminación.

La compañía Cilento ha realizado siempre estrictos controles sanitarios, que ahora han sido intensificados, a través del laboratorio externo Marino SRl, acreditado por el Sistema Nazionale di Accreditamente di Laboratori (Sinal) y del sistema sanitario nacional italiano.

El control de la dioxina está contemplado también en el manual del HACCP (Hazard Analysis and Critical Control Point), sistema inventado por la Nasa para prevenir la contaminación biológica y química de los alimentos. La leche y el producto terminado de Cilento siguen también este control. Por último, la leche se pasteuriza a 72°C antes de su elaboración.