Aral Digital.- La multinacional de la alimentación Nestlé ha inaugurado la ampliación de una fábrica de 'Purina', en la que ha invertido 38 millones de euros. La planta, que cuenta con 10.000 metros cuadrados de superficie, produce alimentos para las mascotas bajo las marcas de 'Felix', 'Friskies' y 'Gourmet', entre otras.

Las nuevas instalaciones, localizadas en la ciudad húngara de Bük, han sido equipadas con cuatro nuevas líneas de producción, así como con tecnología innovadora destinada al diseño en la fabricación de los envases. Esta inversión ha supuesto, además, la creación de más de 200 nuevos puestos de trabajo, elevando la plantilla hasta 600 personas.

“Esta última inversión reafirmado nuestra presencia en Europa y refuerza su esfuerzo por satisfacer la creciente demanda de las marcas Purina PetCare en el continente europeo”, remarcan desde Nestlé. Laurent Freixe, vicepresidente ejecutivo de Nestlé y director de Zona para Europa, destaca la importancia de la localización geográfica de la planta. “En la decisión de invertir en Hungría ha influido el papel que juega la economía del país en la región, así como su ventajosa situación geográfica”, ha apuntado.

Nestlé Purina PerCare está presente en 35 países en Europa, opera 14 fábricas y emplea a cerca de 5.300 personas. Bajo su paraguas funcionan marcas como 'Purina ONE', 'Purina Pro Plan', 'Purina Veterinary Diets', 'Cat Chow', 'Dog Chow', 'Darling', 'Beneful', y 'Pro Care Tidy Cats'. Por su parte, Nestlé comenzó la fabricación de productos en Hungría en 1974, y actualmente gestiona cuatro plantas y da empleo a alrededor de 1.650 personas. Así, además de elaborar productos para mascotas en Bük, dispone de una planta en Diósgyőr, donde produce chocolate para marcas como 'After Eight' y 'Kit Kat'.