AMDPress.- El grupo agroalimentario Parmalat ha presentado las cuentas los resultados definitivos del ejercicio 2003, en los que refleja unas pérdidas netas de 15.211 millones de euros y unas pérdidas operativas de 1.812 millones.

La compañía italiana ha anunciado recientemente un plan de reajuste para paliar sus problemas económicos, agravados por el escándalo que se inició a finales del pasado año cuando se descubrieron los fraudes contables del grupo y los posteriores procesos judiciales abiertos. La dirección del grupo lácteo estima que gracias a este plan de reajuste, en el que se incluye la venta de activos, el ejercicio de 2004 será el último de pérdidas, para a partir de ahí obtener beneficios ascendentes en 2005 y 2006.

El pasado lunes el grupo comunicó la venta de las operaciones industriales de su subsidiaria Parmalat de México, incluida una planta en Lagos de Moreno, al Grupo Industrial Lala, S.A.