AMDPress.- La compañía vinícola Federico Paternina ha cerrado los nueve primeros meses del año con unas pérdidas de 4,84 millones de euros, lo que significa aumento de las mismas de un 3,4% respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, la facturación creció un 9%, hasta los 22,44 millones de euros, debido al crecimiento de las exportaciones (24%) y el mercado interior (3%).

La compañía, que ha invertido en lo que va de año 2,16 millones de euros, explica la mala evolución de los resultados argumentando que, “aunque se ha iniciado una recuperación del margen bruto, siguen incidiendo fuertemente los costes de las añadas 98 y 99, que son las que actualmente constituyen el grueso de las salidas de reservas y crianzas, respectivamente”.

Según Paternina, también influye en los resultados un aumento de los gastos por efecto de la amortización del plan de rediseño de imagen de finales de 2002, que se periodificó en tres años. En cambio, los costes financieros de la empresa han descendido un 12% al disminuir el endeudamiento.