AMDPress.- El grupo Cadbury Schweppes ha anunciado su intención de vender sus negocios de bebidas en Europa, entre ellos Schweppes, La Casera y TriNa, para reducir su deuda y buscar entornos más rentables.

Las principales marcas de la división que se pondrán en venta son Schweppes, Orangina, TriNa, Oasis y La Casera, que concentran un 75% de las ventas. Junto a éstas, la cartera de negocio de la división cuenta con otras marcas con menos volumen de negocio, como Apollinaris, Pampryl, Gini y Vida. La venta servirá para reducir la deuda del grupo, que en junio de 2005 rondaba los 4.300 millones de libras (6.323 millones de euros). Así, la empresa apunta que se centrará en otros negocios con mayor potencial de crecimiento y rentabilidad.

La compañía dispone en la actualidad de fábricas en Madrid, Toledo, Barber del Valls (Barcelona), La Coruña y Sevilla, a las que se suman otras dos fábricas de concentrados en Valencia y Tordera (Barcelona). En 2004, su división de bebidas en Europa alcanzó una facturación de 653 millones de libras (960 millones de euros), lo que representa entre el 10% y el 11% de la facturación total del grupo. Su volumen de ventas se encuentra cerca de los 1.700 millones de litros, lo que le convierte en la tercera mayor compañía en el sector de las bebidas carbonatadas sin alcohol.