AMDPress.- El grupo Sos Cuétara ha visto en Koipe la oportunidad para convertirse en el líder mundial de aceite de oliva con marca y lograr su objetivo de ser en un operador industrial global líder en los sectores en los que opera. “Carbonell será la referencia líder de aceite de oliva en el mundo, éste es nuestro objetivo”. Así lo ha explicado en rueda de prensa, Jesús Salazar Bello, presidente del grupo, que el próximo mes de enero iniciará la integración de Koipe, una vez culmine, el próximo 17 de diciembre, el plazo de aceptación de la OPA que sobre la aceitera lanzó el pasado mes de octubre y que ya dispone del beneplácito de forma “definitiva e irrevocable” del accionista mayoritario, el grupo Cereol, propietario del 51,24%.

“El aceite es un producto básico en la dieta mediterránea y nos ha interesado sobremanera. A esto hay que unirle que Koipe encaja a la perfección con nuestra estrategia y filosofía empresarial, de ahí que tras dos años de negociación hayamos dado el paso de lanzar la OPA”, añade Salazar.

Sos Cuétara, que ha versado su eje estratégico en “la consolidación de marcas líderes y el incremento del tamaño, como modelo para ganar capacidad de negociación y reducir la presión de la distribución, además de en la internacionalización”, encuentra en Koipe un importante potencial de crecimiento en el mercado exterior. “Nosotros facturamos el 49% fuera de nuestras fronteras, mientras que Koipe realiza sólo un 10%” El paso más inmediato para la expansión internacional de Koipe será la conquista de los mercados estratégicos de Portugal, México, Brasil -donde Carbonell ya es líder- y Japón, bien “vía adquisición de un operador local o mediante alianzas con plataformas locales”, asegura Jaime Salazar, consejero delegado del grupo. “Hay que tener en cuenta que Montedison no vende prácticamente nada en América Latina, sólo en Estados unidos y lo hace con su marca italiana, y en otros países su política estaba determinada por el “efecto sede”, por lo que ahora nosotros podemos aprovecharnos de la libertad de comercializar las marcas de Koipe en todos los mercados de la UE y fuera de ellos”, añade Salazar.