Tras 115 años de trayectoria, Chocolates Trapa ha realizado una fuerte inversión para modernizar tanto su fábrica como el valor de su marca. La compañía ha invertido 15 millones de euros durante 2006 para ampliar en 6.000 m2 sus instalaciones y almacenes, modernizar su almacén logístico, incorporar una línea para la elaboración más eficiente de Cortados, modernizar el proceso de estuchado con una línea robotizada e incoporar nuevas tecnologías en las líneas de moldeo de bombones.

Por otra parte, Trapa está trabajando en la consecución del método Sistema Integrado de Gestión (SIG) para obtener la ISO 9.000, ISO 14.000 y ISO 89.000 de prevención de riesgos laborables.

En cuanto a la mejora del valor de marca, Trapa ha llevado a cabo como principal estrategia la renovación de sus cuatro principales líneas de bombones (Bombonisísmo, Cortados, Artesanía y Selección), con un cambio tanto en su diseño exterior como en el contenido de todos los estuches. Para dar a conocer este cambio, Trapa invertirá en una campaña de publicidad en televisión, prensa y revistas y radio, que incluirá también degustaciones en el punto de venta.