Aral Digital.- La Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor) ha concedido a Tutti Pasta el certificado Aenor de conformidad con el protocolo BRC 'grado A', tras realizar una auditoría a la compañía. Además, la asociación ha renovado un año más la certificación IFS obtenida por la empresa de alimentación hace cuatro años, manteniendo la calificación ‘superior’ de la misma.

Con estos dos certificados, Tutti Pasta “cumple con los requisitos de seguridad alimentaria en los que se fijan todos los grandes operadores europeos de la distribución”, indican desde la empresa. La obtención de ambos certificados “demuestra nuestro compromiso por asegurar la excelencia en la elaboración de sus productos, desde el punto de vista de la seguridad alimentaria”, remarca Tutti Pasta.

La norma BRC es la equivalente británica de la IFS, y se impulsó desde 1998 por el British Retail Consortium, la Asociacion de Minoristas Británicos, con el objetivo de crear una referencia común en materia de seguridad alimentaria. El certificado IFS (International Food Standard) fue creado en 2002 en Alemania por la Unión Federal de la Asociación del Comercio alemán (BDH), y a él pronto se adhirió la Federación del Comercio y la Distribución francesa (FDC), convirtiéndose rápidamente en una referencia en la Europa Continental.