AMDPress.- Unilever ha registrado unas ventas de 10.224 millones de euros durante el tercer trimestre del año, lo que ha representado un crecimiento del 4,5%. Respecto al total de los nueve primeros meses del año, las ventas alcanzaron un incremento del 2,7%, hasta totalizar lo 29.591 millones de euros. Por su parte, el beneficio operativo registró una subida del 5,9% durante el tercer trimestre, y del 6,3% en el total de los nueve primeros meses (tipos de cambio constantes).

Concretamente en Europa, las ventas sufrieron un retroceso del 4,1% y del 2,0%, respectivamente. La multinacional atribuye estos resultados a las difíciles condiciones que presenta el mercado europeo, donde sólo obtuvieron buenos rendimientos en la zona central y oriental.

Volviendo a los resultados globales, la categoría de alimentación creció un 1,1% en el tercer trimestre, y un 0,9% en los nueve primeros meses del año. En el tercer trimestre, los alimentos salados y aliños crecieron un 4,3% y las bebidas un 3%, mientras que experimentaron bajadas las cremas de untar y productos de cocina (-2,8%) y los helados y alimentos congelados (-0,8%). Sin embargo, esta última categoría experimenta un crecimiento del 1,7% en los nueves primeros meses de 2005. Los principales lanzamientos en este negocio se sitúan en el segmento de alimentos saludables, especialmente a través del nuevo Knorr Vie.

Por su parte, el cuidado personal registró un crecimiento del 12% durante el tercer trimestre (un 7,1% en el total de los nueve meses), gracias al aumento de las ventas en Europa central y oriental y al lanzamiento de productos como la variedad sport de Rexona, el gel de ducha Axe y la línea de cuidado capilar Sunsilk.

En la categoría de cuidado del hogar, los malos resultados experimentados por el segmento de detergentes para la ropa fueron compensados con los crecimientos recogidos por los limpiahogares, que permitieron que la categoría evolucionase un 4,9% en el tercer trimestre (un 2,2% en los nueve primeros meses). Dentro de ésta, los lanzamientos se han orientado hacia la ampliación de las gamas de desatascadores (el nuevo Domestos), lavavajillas a máquina (Sun 4 en 1) y detergentes que no necesitan prelavado.