Calidad Pascual ha nombrado a Víctor Córdoba nuevo director general de la Unidad de Lácteos de la compañía. Con esta incorporación, el grupo refuerza su estructura, con el objetivo de liderar el negocio lácteo en los próximos años. Córdoba tiene por delante importantes retos como “fortalecer el liderazgo de una gran marca como es Pascual, en un mercado complejo y altamente competitivo”.

Con un amplio conocimiento del entorno industrial, durante la última década, Víctor Córdoba ha desarrollado su labor profesional en SIG Combibloc, proveedor líder de soluciones para envases asépticos. Su último cargo en la compañía fue el de Managing Director-Head of Market para Francia e Iberia.

En el pasado, ocupó diversos puestos de responsabilidad en Smurfit Kappa, proveedor líder de embalajes de cartón ondulado, llegando a ostentar el cargo de General Manager

Licenciado en Ingeniería Industrial por la Universidad de Zaragoza, también cuenta con un MBA por la Universidad de Deusto y un Senior Executive Program, por la London Business School.

Para Victor Córdoba, lo más importante de una compañía son sus personas, ahora tiene por delante un nuevo reto y se coloca un listón muy alto,“queremos seguir marcando la senda del mercado lácteo español a través de la salud, la sostenibilidad y la innovación”, ha señalado.

Plan estratégico 20-23: dos Unidades de Negocio

Esta incorporación supone la evolución de la compañía, que pasa a tener dos grandes Unidades de Negocio diferenciadas: Lácteos, que incluye las marcas Pascual, Vivesoy y la división de Batidos; y Bebidas, con Bezoya, Bifrutas y Mocay.

Al frente de esta Unidad de Negocio de Bebidas se situará Javier Ribera, como director general de la Unidad, quien hasta la fecha ocupaba el cargo de director de Hostelería y Distribución Capilar de Calidad Pascual. Durante los últimos 8 años, Ribera ha posicionado a la compañía como referente del canal Horeca y ha desarrollado el negocio de la distribución capilar, bajo un modelo único en nuestro país.

Al frente la Unidad de Negocio de Bebidas se situará Javier Ribera, como director general de la Unidad, quien hasta la fecha ocupaba el cargo de director de Hostelería y Distribución Capilar de Calidad Pascual. Mientras, José Luis Saiz, hasta la fecha el CEO-director general Ejecutivo, ha decidido emprender un nuevo camino profesional 

Licenciado en Económicas por la Universidad de Zaragoza y con posgrados en la Universidad de Navarra y San Telmo Business School, Javier Ribera asume la nueva responsabilidad con el reto de situar a cada una de las marcas como referentes en sus respectivos mercados.

Por su parte, José Luis Saiz, hasta la fecha CEO-director general Ejecutivo de Calidad Pascual, ha decidido emprender un nuevo camino profesional y dejará la compañía tras más de 3 años en los que ha logrado el crecimiento de los negocios; así como sentar unas sólidas bases para la consecución de nuevos retos.

Esta nueva estructura da respuesta a la estrategia 20-23 de la empresa, cuyo objetivo es dar continuidad a los buenos resultados del último ejercicio y seguir avanzando en una gestión sostenible y rentable.

Calidad Pascual, que celebra este año su 50 aniversario, facturó en 2018 un 3% más que en el periodo anterior, alcanzando una facturación de 695 millones de euros. En este sentido, la empresa familiar ha registrado un beneficio antes de impuestos de 26,9 millones de euros. El impacto económico total de Calidad Pascual para el PIB español es de 1.344,61 millones de euros, y su actividad llega a más de 30 millones de consumidores y 120.850 puntos de venta.  En términos de empleo, la compañía, genera en nuestro país 14.238 puestos de trabajo equivalentes a jornada completa.