Coca-Cola European Partners (CCEP) ha anunciado que durante el pasado ejercicio obtuvo un beneficio neto de 549 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,5% respecto a 2015. El beneficio contable por acción diluido del año fue de 1,42 euros o, en base proforma comparable, de 1,92 euros, que incluye un impacto negativo estimado del tipo de cambio de 0,08 euros. CCEP establece un dividendo periódico trimestral de 0,21 euros por acción.

Según datos de la compañía, los ingresos contables totales del año fueron de 9.100 millones y los ingresos en base proforma comparable, de 10.900 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,5% en comparación con el año anterior, o un aumento del 1% en base proforma comparable y a tipo de cambio constante. El volumen de producto vendido se incrementó en un 0,5% en base proforma comparable.

El beneficio operativo contable fue de 851 millones, mientras que el beneficio operativo en base proforma comparable fue de 1.400 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,0% o del 5,0% en base proforma comparable y a tipo de cambio constante.

Con estos datos, desde la compañía afirman que se cumplen sus perspectivas para el ejercicio 2017, que incluyen, en base proforma comparable y a tipo de cambio constante, un aumento del beneficio por acción diluido en el entorno de un 7,5% (high single-digit) en comparación con los resultados de 2016 en base proforma comparable; con los tipos de cambio actuales, el cambio de divisa reduciría el beneficio por acción diluido aproximadamente en un 2,0%.

De los 10.900 millones de euros de ingresos en base proforma comparable obtenidos por CCEP en el ejercicio 2016, un 24,0% procedieron de la Unidad de Negocio Iberia, lo que supuso un incremento del 3,5% respecto al ejercicio anterior. En cuanto al último trimestre de 2016, CCEP obtuvo unos ingresos proforma y comparables de 2.578 millones de euros, de los que un 23,0% procedieron de la Unidad de Negocio Iberia, lo que representa un 8,0% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Fuentes de la compañía explican que su objetivo es lograr un ahorro anual por sinergias de entre 315 y 340 millones de euros antes de impuestos a mediados de 2019. En este sentido, el director ejecutivo de Coca-Cola European Partners, Damian Gammell, afirman que se han integrado "con éxito" los negocios de la firma.