Danone, Nestlé Waters y Origin Materials, una empresa emergente de Estados Unidos, se han unido para desarrollar una botella de plástico PET1 fabricada con recursos 100% sostenibles y renovables.

"Nuestro objetivo es establecer una economía circular para envases mediante el suministro de materiales sostenibles y la creación de una segunda vida para el plástico —ha declararo el jefe de I D para materiales plásticos en Danone, Frederic Jouin—. Creemos que los materiales fósiles tradicionales se pueden sustituir por materiales de envasado de base biológica".

El proyecto, bajo el nombre de NaturALL Bottle Alliance, se centrará, en un principio, en el cartón, el serrín y las virutas de madera, pero también podrían explorar otros materiales de biomasa, como cáscaras de arroz, paja y residuos agrícolas. "La tecnología actual en el mercado posibilita un PET 30% bio-PET", señala el director general de Origin Materials, John Bissell, aunque la firma ya ha producido muestras de PET 80% de base biológica.

La construcción de las nuevas instalaciones en las que se desarrollará la investigación comenzará a lo largo de este año, y se prevé que la producción de las primeras muestras de PET de base biológica por encima del 60% comience en 2018. En esta primera etapa, el objetivo inicial será "colocar en el mercado 5000 toneladas métricas de PET de base biológica".

Desde la NaturALL Bottle Alliance explican que quieren tener listo el proceso para la producción a nivel comercial de botellas PET 95% de base biológica en 2020, aunque el objetivo final es alcanzar el 100% de base biológica. Fuentes de la alianza afirman que la tecnología estará a disposición de toda la industria de bebida.