Laurent Dereux, director general, y Miquel Serra, director técnico de Nestlé, han anunciado una inversión de 102 millones de euros en su fábrica de Girona, dedicada a la producción de café soluble. La inversión se destinará a la instalación de una nueva línea que incrementará en un 30% la capacidad de producción de café instantáneo del centro, que se situará en 30.000 toneladas anuales. La ampliación de la producción que se alcanzará con la entrada en funcionamiento de la nueva línea se destinará íntegramente a la exportación, especialmente a países europeos a los que el centro de Girona está ya suministrando parte de su producción y que están en disposición de recibir nuevos volúmenes.

Las nuevas instalaciones, que estarán dotadas con avanzada tecnología, serán también más eficientes que las actuales desde el punto de vista medioambiental, con un menor consumo de energía (-40%) y de agua (-33%) por kilo de producto fabricado.

En el periodo 2007-2014, Nestlé ha invertido un total de 236 millones de euros en la fábrica de Girona, principalmente destinados a la construcción de la nueva planta de producción de cápsulas de Nescafé Dolce Gusto, operativa desde el último trimestre de 2009, y a la modernización de una de las líneas de producción de la planta de fabricación de café soluble Nescafé, recientemente finalizada.

La nueva inversión, que se materializará entre 2015 y 2017, viene a reforzar la relevancia de la fábrica de Girona en la estructura productiva del Grupo, que es considerada como un centro de referencia en la producción de café soluble a nivel mundial, a la vez que contribuirá a garantizar la futura competitividad del centro, uno de cuyos elementos clave es la calidad de su equipo humano y el esfuerzo continuo en formación, a la que se dedican alrededor de 23.000 horas anuales.

En las instalaciones de Nestlé en Girona, que incluyen la fábrica de café soluble Nescafé y descafeinación de café verde, en funcionamiento desde 1968, y la planta de producción de cápsulas de Nescafé Dolce Gusto, se procesan anualmente 80.000 toneladas de café verde, más del 1% de la producción mundial de café. Estos centros, que hoy emplean a 700 personas, exportan el 74% de su producción a un total de 70 países de todo el mundo.