Ronssé lleva a cabo una reformulación del destilado de sus rones para traer una bebida que recuerda a fresas silvestres. El proceso ha sido llevado a cabo por Diasney Corrales, quien ha dotado a la bebida de un aspecto rosa, tono brillante y un suave aroma a fresa. Además, destaca por su sabor ligeramente amargo con regusto fresco, frutal y cítrico en boca. El destilado nos recuerda a las primeras fresas silvestres de temporada.

Este lanzamiento supone un paso más en la estrategia de la compañía para consolidarse en el sector de los espirituosos con productos de calidad en fabricación y distribución propias.

El nuevo destilado está ideado para tomarlo como combinado o en cóctel. Si se elige la opción de combinado, la sugerencia de la marca es mezclarlo con bebida gaseosa con sabor a lima limón. Quien lo prefiera en cóctel, la propuesta es un Mary’s Pink, una receta creada exclusivamente para Ronssé y que se puede encontrar en su web.