ARAL Digital.- El comercio electrónico es, cada vez más, una opción relevante para los consumidores europeos a la hora de realizar sus compras. Según el estudio “El laboratorio europeo de tendencias de e-shopping” elaborado por Survey Lab by vente-privee.com, en los últimos seis meses más del 30% (1 de cada 3) de e-shoppers ha realizado una media de 10 compras online. Esta tendencia se incrementa aún más en el periodo navideño. Según las previsiones del reciente estudio de Google y Deloitte, las ventas navideñas online alcanzarán este año un incremento del 45,5% con respecto a las navidades pasadas. La búsqueda de la mejor calidad-precio explica el incremento del peso del comercio electrónico.

Los europeos coinciden en que sus principales motivaciones son el precio, la comodidad y el acceso a marcas. En España, la comodidad es el factor más importante y los compradores españoles perciben el canal digital como una dimensión de vida práctica, ocio y opinión. Por sexos, las mujeres se basan más en razones sensoriales y estéticas, mientras que los hombres en criterios racionales y prácticos a la hora de acudir a la red para comprar. Además, para los e-shoppers europeos, la principal motivación de las compras online es el factor “precio”. Para cuatro de cada cinco internautas, internet es la mejor fuente para comparar y encontrar productos al mejor precio del mercado. Junto con la comodidad, la categoría de producto es determinante a la hora de elegir el canal online u offline, así los europeos acuden a comprar viajes en internet 3 veces más que por el sistema tradicional, seguidos de artículos tecnológicos, electrodomésticos y servicios culturales. La compra de artículos como ropa y calzado se realiza en la misma proporción en internet que en canal físico. Por contra, los productos alimenticios se venden 6 veces más en tienda física que a través de internet.

En cuanto al perfil, son los hombres, los menores de 35 años y los hogares sin niños los más propensos al uso de internet y los más abiertos de cara a la compra online. En el caso de ‘ellas’: reproducen online sus costumbres de compra tradicional, y el 80% declara que muchas veces acude a las tiendas digitales sólo para mirar. El comprador compulsivo e irracional tiende a ser menor de 35 años. La comodidad y flexibilidad que aporta internet a las compras es el segundo motivo de la predilección por el canal digital, así lo declara el 67% de los e-shoppers. Poder comprar a cualquier hora es la razón de más peso, de hecho en el caso de los compradores españoles: 4 de cada diez se conecta por la tarde-noche, fuera de horarios comerciales tradicionales. De cara a las compras navideñas, la mitad de los compradores europeos acuden a la red para “evitar las colas de las tiendas”.

La movilidad, facilidad de la entrega y devolución figuran como motivaciones adicionales. En el caso de las devoluciones, los e-shoppers de Europa del Sur (entre ellos los españoles) son los que menos devuelven, regalando las compras que no les sirven para su entorno o asociaciones. El tercer motor de la compra online es el acceso a marcas que no se encuentran en cualquier tienda o descubrir marcas y productos desconocidos, para un 57% y 45% de los e-shoppers europeos respectivamente. Por producto, la moda es uno de los sectores más al alza en la compra online y uno de los regalos favoritos de cara a las navidades. En cuanto al tipo de prenda más comprada, las partes de arriba son las escogidas en casi 3 de cada 4 de los casos, seguidos por los pantalones y los vaqueros; ropa interior y finalmente, las chaquetas o jerséis.