ARAL Digital.- En relación con las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros el pasado viernes, 6 de julio, el director general de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), Aurelio del Pino González, ha declarado: “confiamos que el Gobierno haya evaluado suficientemente, a la hora de tomar la decisión sobre la subida del IVA, las consecuencias que va a tener sobre el consumo. Ya hemos puesto de manifiesto nuestra preocupación por los efectos de la subida del IVA, porque creemos que la recuperación del consumo privado es fundamental para la reactivación de la actividad económica”.

Del Pino ha señalado que “la fecha del 1 de septiembre para la entrada en vigor de los nuevos tipos de IVA está muy ajustada. Las cadenas de supermercados manejan una gran variedad y cantidad de productos. La adaptación de la facturación, los complejos programas informáticos, de la información y etiquetado en tiendas, páginas Web, folletos y catálogos, etc. requiere un tiempo para su puesta en marcha.” Igualmente ha valorado “muy positiva la bajada de las cotizaciones sociales ya que la reducción de los costes laborales tiene efectos positivos sobre el mantenimiento del empleo y las nuevas contrataciones”.

Desde la asociación son conscientes de la necesidad de reformas muy importantes en materia económica y de las Administraciones. En concreto desde ACES siempre se ha demandado la eliminación de trabas y limitaciones injustificadas a la actividad de las empresas. En este sentido, el director general de ACES, insiste en que “siguen existiendo, sobre todo en la normativa autonómica, muchas trabas al comercio. Creemos que no nos podemos permitir, y menos en una situación tan crítica como la actual, que se retrase cualquier inversión o contratación de puestos de trabajo por problemas burocráticos o por medidas proteccionistas injustificadas.” "Nuestra primera valoración es que consideramos que la nueva regulación que ha aprobado hoy, en materia de horarios comerciales, va en la dirección correcta pero creemos que aún no es suficiente. Esperaremos a conocer el texto aprobado para hacer una valoración definitiva".

Por último, para Aurelio del Pino, "se ha dado un ligero avance en el número de domingos y festivos de apertura permitida que no justifica las reacciones desproporcionadas de algunas Comunidades Autónomas y asociaciones de comerciantes. La libertad comercial siempre ha demostrado efectos beneficiosos para la actividad económica, el empleo y los consumidores. Creemos que el sector empresarial no puede ni debe defender limitaciones a la libertad de empresa y la libre competencia".