ARAL Digital.- Auchan ha registrado en 2011 unos beneficios de 810 millones de euros, cifra que representa un 14,9% más que en el año anterior. Ello ha sucedido a pesar de la caída de la rentabilidad de sus actividades por la bajada de estas en la zona euro, donde se encuentran la mayor parte de sus establecimientos.

El aumento de los beneficios se debió a varios elementos excepcionales y, sobre todo, a las plusvalías de 386 millones de euros por la reestructuración de la alianza con Ruentex en China, a la que siguió la salida a bolsa de Sur Art Retail Group. Dejando al margen los elementos no recurrentes, el resultado de la compañía habría caído un 9%.

El resultado de explotación en términos absolutos se incrementó un 8,5% a 1.447 millones de euros, pero en términos comparables únicamente subió un 0,3%. Y el resultado bruto operativo disminuyó un 5,5% a 2.375 millones de euros, algo que la sociedad atribuyó a la presión sobre los márgenes y al ascenso de los gastos, sobre todo en la zona del euro.

Por otra parte, la facturación ascendió a 44.373 millones de euros, un incremento del 4,4% que resume un comportamiento muy desigual por implantaciones.

Los ingresos en el país galo crecieron un 2,4 % y representaron un 45% del total, mientras que en el resto de los países de la zona euro (España, Italia, Portugal y Luxemburgo), estos cayeron un 1,3% y supusieron un 26%. En Europa central y oriental, y en Asia, experimentaron un alza del 13,6% y pesaron un 29% del total.

Auchan disminuyó su endeudamiento financiero en un 2,9% durante el pasado ejercicio para dejarlo en 2.234 millones de euros. Las inversiones, que se habían reducido de forma significativa en 2010, crecieron el ejercicio siguiente un 18% hasta 1.635 millones de euros, de los que el 50% se destinaron a Europa occidental y la otra mitad a Europa central y oriental y Asia.