La facturación bruta de Carrefour en España sumó un total de 8.964 millones de euros en 2016, una cifra que supone un 1,2% más que la del año anterior, según los datos que acaba de dar a conocer la empresa de distribución. Sin tener en cuenta el impacto del cambio de moneda y de las ventas de combustible, las ventas brutas de Carrefour en España durante el pasado ejercicio aumentaron un 2,1% respecto al ejercicio precedente. George Plassat, presidente y consejero delegado de la empresa de distribución, ha destacado la mejora del margen operativo del grupo impulsado en gran parte por la "continua recuperación de España".

El pasado año, Carrefour amplió su superficie comercial en el mercado español con la compra de 36 hipermercados propiedad de Eroski, para lo que invirtió más de 200 millones de euros. En la actualidad, el grupo francés posee en España 190 hipermercados, 115 supermercados Carrefour Market, 560 supermercados Carrefour Express, además de su servicio de venta online. De este modo, España era al finalizar el último ejercicio el cuarto mercado de Carrefour por número de tiendas.

El grupo de distribución logra un beneficio operativo de 2.351 millones de euros, un 3,8% menos que el año anterior, y destaca la mejora de los resultados del mercado español

"En 2016, Carrefour mantuvo su dinámica multiformato, que cambió el centro de gravedad del grupo hacia establecimientos de conveniencia, acelerando las aperturas de tiendas, notablemente en Brasil, España, Polonia y China", según ha expresado la compañía francesa que durante el año pasado prosiguió con su estrategia de "adquisiciones tácticas", incluyendo las tiendas Billa en Rumanía e hipermercados de Eroski en España.  "Gracias a la complementariedad entre su red física multiformato y su formato de comercio electrónico, que está ganando fuerza, Carrefour multiplica las oportunidades de establecer contactos con los clientes y las ventas, como parte de su enfoque decididamente omnichannel", según indica la empresa. Por ejemplo, en Francia, los clientes que utilizan varios formatos Carrefour ya representan la mitad del número total de clientes y dos tercios de las ventas.

A nivel global, las ventas del grupo Carrefour, en línea con las previsiones, han caído ligeramente, un 0,1%, hasta los 70.204 millones de euros. Excluyendo el efecto de las divisas y las ventas de combustible, la facturación de Carrefour crece un 3,3%. Si se incluyen los ingresos por combustible la cifra de ventas se sitúa en 76.645 millones de euros, un 0,4% menos que en 2015 -o un 2,7% más si no se cuenta el efecto del cambio de moneda-.

El beneficio operativo recurrente (ROI) fue de 2.351 millones de euros, un 3,8% menos que el año anterior, mientras que el beneficio de explotación (Ebitda) se redujo un 1,8% hasta los 3.886 millones. Por su parte, la deuda financiera neta del grupo se situó en 4.531 millones a 31 de diciembre, frente a los 4.546 millones el año anterior.

De cara al presente ejercicio, el grupo francés tiene como objetivo aumentar sus ventas totales entre un 3% y un 5% a tipos de cambio constantes, reduciendo ligeramente su inversión a 2.400 millones de euros; además de sacar a Bolsa, si las condiciones del mercado lo permiten, las actividades en Brasil y de la sociedad inmobiliaria Carmila. "El aumento de las ventas, por quinto año consecutivo, da fe de la relevancia de nuestro modelo multiformato y omnichannel, que es ya una realidad en todos nuestros países. En 2017, Carrefour continuará expandiéndose en todos sus formatos, tiendas y digital, para mejorar su proximidad a sus clientes. Carrefour es decididamente la referencia en el comercio minorista de alimentación, anticipando tendencias, abriendo así nuevos caminos para el desarrollo y el crecimiento. La innovación, la búsqueda de la excelencia operativa y la disciplina financiera estricta apoyará la creación de valor", según ha expresado Plassat.