Con motivo de la situación actual, Carrefour, en colaboración con la Embajada Argentina, ha puesto en marcha la campaña de alimentos “Nadie se Salva Solo”, una acción que comienza con la entrega de alimentos por parte de empresas, empresarios y ciudadanos, y cuyo objetivo es suministrar alimentación a argentinos que permanecen en distintos lugares de España.

De esta forma, los empresarios pueden realizar aportaciones económicas con las que la empresa de distribución elabora tarjetas para la compra de alimentos. Éstas serán entregadas en todos los centros Carrefour a aquellas familias en situación de vulnerabilidad que previamente lo hayan comunicado a los consulados. Así, se estima que, con la cantidad recaudada, 283 personas recibirán tarjetas con un importe de 50 euros cada una, para que puedan satisfacer las necesidades básicas de alimentación en cualquiera de las tiendas Carrefour.

Los empresarios pueden realizar aportaciones económicas con las que la empresa de distribución elabora tarjetas para la compra de alimentos

“En Carrefour impulsamos numerosas acciones con las que reafirmamos el compromiso de la compañía al servicio de la sociedad, dentro de nuestra política de responsabilidad social corporativa. En este sentido, durante el confinamiento nuestra primera prioridad ha sido la seguridad y la salud de nuestros clientes y colaboradores, y la disponibilidad de los productos en todos nuestros canales de venta”, explica Rami Baitiéh, director ejecutivo de Carrefour España.

A esta acción hay que sumar, también, otras iniciativas que la compañía ha llevado a cabo durante estas semanas como la entrega de 1.500 fundas de almohada de su marca TEX al hospital de campaña de IFEMA en Madrid, 180.000 piezas de menaje desechable y ropa de cama al Hospital Ramón y Cajal; 300 termómetros y cerca de medio millar de artículos de cama al Hospital de Igualada, así como diversos productos de alimentación al Hospital San Juan de Dios de Madrid.

De igual forma, Carrefour ha enviado más de 2.000 revistas de temáticas variadas a cuatro hospitales madrileños, concretamente al de Móstoles, Alcobendas, Villalba y Parla, ha entregado 1.560 litros de leche al Banco de Alimentos de Zamora y 30 tablets al Hospital Gómez Ulla de Madrid para que los pacientes mayores de 65 años puedan estar en contacto por videoconferencia con sus familiares, entre otras acciones.