Eroski invertirá 6 millones de euros en un centro en Amorebieta-Etxano que dispondrá de una sala de ventas de 1.500 m2 y creará en torno a 40 nuevos empleos locales. Asimismo, contará con un aparcamiento de 145 plazas. El inicio de las obras está previsto para finales de 2016 y la apertura del supermercado será una realidad en 2017.

Además, Eroski ha realizado varias aperturas en estos días siguiendo con su plan de expansión. Así, ha inaugurado un supermercado franquiciado en la calle Santiago de Hondarribia. Se trata del primer establecimiento franquiciado abierto en Gipuzkoa por la cooperativa en 2016. El nuevo supermercado responde al modelo comercial "contigo" que da mayor protagonismo a los alimentos frescos. El establecimiento cuenta con una plantilla de seis personas.

El supermercado dispone de un surtido de 3.500 productos de marcas de fabricantes líderes, marcas propias y productores locales en sus más de 280 m2 de superficie. Asimismo, cuentan con una amplia oferta de alimentos frescos, especialmente frutas y verduras locales de temporada, y las referencias saludables ganan peso con un surtido más amplio. Los clientes disponen de atención personalizada en mostrador en las secciones de carnicería y charcutería.

Además, bajo la misma enseña, ha estrenado en Vitoria-Gasteiz el primer establecimiento franquiciado abierto en Álava por la cooperativa en 2016. El nuevo supermercado responde al modelo comercial "contigo". El establecimiento cuenta con una plantilla de 9 personas. El supermercado dispone de un surtido de 3.500 productos de marcas de fabricantes líderes, marcas propias y productores locales en sus 690 m2. La cooperativa colabora con más de 2.000 proveedores vascos con un volumen de compra superior a los 600 millones de euros, siendo el 60% compras al sector agroalimentario.

Asimismo, ha inaugurado la transformación del supermercado situado en el número 20 de Paseo Castellanos (Madrid) a su nuevo modelo comercial "contigo". Las obras de modernización del supermercado, con una superficie de 360 m2, han supuesto una inversión de 150.000 euros. La transformación se ha centrado especialmente en el área de frescos. El establecimiento cuenta con una plantilla de 6 trabajadores.