Eroski mantiene un fuerte compromiso con la producción local del entorno en el que opera y de ello da muestra el impulso que está dando a los productos de proximidad en su red comercial. En el caso concreto de las ventas de alimentos de origen local del País Vasco la empresa mantiene el crecimiento con un aumento del 14,5% durante la primera mitad del presente ejercicio.

Las ventas de frescos de origen local han subido en todas las secciones y acumulan un crecimiento del 15% en los seis primeros meses del ejercicio. A la cabeza de dicho aumento, los productos locales de las secciones de charcutería y carnicería con subidas del 15,6% y del 17,4%, respectivamente. Un nuevo impulso promovido por la colaboración que la cooperativa mantiene con la Fundación Hazi, organismo certificador de Eusko Label, y la cooperativa Harakai - Urkaiko para potenciar la promoción y comercialización de la carne de vacuno certificada por la IGP Euskal Okela con la marca propia Natur Euskal Okela. Al igual que la incorporación con la marca Eroski Seleqtia de su gama de productos cárnicos bajo el distintivo “km0”; y el acuerdo alcanzado con la Federación de Cunicultores de Euskal Herria para la comercialización de carne de conejo producido en el País Vasco “Euskal Untxia”.

También las frutas y hortalizas de la región han elevado sus ventas, más de un 15% sobre el mismo periodo del año anterior. Igualmente, la pesca que cada día entra en los puertos vascos también tiene siempre un espacio reservado en las pescaderías, con una positiva evolución de sus ventas que se han elevado un 13%.

“La amplia oferta de alimentos de producción local y productos frescos de temporada se ha convertido en distintivo de nuestras tiendas. Nuestro compromiso con los productos locales crece año tras año y actualmente, ante la difícil situación provocada por la Covid-19, estamos priorizando el apoyo y cooperación con los pequeños productores agroalimentarios con más intensidad si cabe. Es el momento de consumir productos locales y ayudar a recuperar y mantener el consumo, los puestos de trabajo y la economía. El producto de proximidad se ha ganado un lugar destacado en nuestros lineales y, como refleja el crecimiento sostenido de su volumen de ventas, también en la cesta de la compra de nuestros clientes que optan por estos productos más sostenibles, más frescos, sanos y de mayor calidad”, ha señalado la directora Comercial de Productos Locales de Eroski, Asun Bastida.

Asun Bastida: “La amplia oferta de alimentos de producción local y productos frescos de temporada se ha convertido en distintivo de nuestras tiendas"

La política comercial de Eroski potencia las economías locales, creando riqueza en el entorno y contribuyendo al desarrollo agroalimentario, económico y social. Más de la mitad de las 4.200 empresas proveedoras comerciales que tiene EROSKI en España son pequeñas empresas productoras locales. Este modelo impulsa un tejido productivo agroalimentario local altamente diversificado como elemento clave para la sostenibilidad del sector.

Desde el momento en que la crisis de la Covid-19 obligó a cerrar los negocios de restauración, donde los pequeños agricultores y ganaderos derivan gran parte de su producción, Eroski puso en marcha un sistema de colaboración con productores locales para que pudieran dar salida a sus producciones.

En el País Vasco, junto al organismo público Hazi y la cooperativa Harakai, EroskiI acordó comercializar los corderos que los ganaderos vascos produzcan en la actual temporada. Asimismo, con la colaboración de sus proveedores habituales, se encargaron de la recogida de los excedentes de verduras y hortalizas de pequeños productores, canalizándolos hacia sus tiendas. Además, a través de Udapa Sociedad Cooperativa, comercializa patata de Álava, identificada con la marca de Garantía de Origen Euskal Baserri, procedente de las cooperativas Nuestra Señora de Ocón, Garlan y Alavesa de Patatas. Eroski también cerró un acuerdo con asociaciones de bodegas de Euskadi para impulsar distintos txakolis y el vino de Rioja Alavesa.