La fruta y la verdura son los productos frescos que más peso ganan en la cesta de la compra de los españoles y las españolas. Así lo revelan los datos de El Observatorio de Frescos de Aldi, un estudio analítico sobre el consumo de alimentos frescos en España. Asimismo, el informe también asegura que el consumo de esta categoría de productos ya representa el 45% del total del gasto anual en alimentación de los hogares españoles.

Otro de los puntos que destaca el informe es que la fruta, a pesar de concentrar 2/3 partes de su consumo en cenas y comidas, es el fresco que más penetra en el desayuno y en momentos snacking como la media mañana y la merienda. Por su parte, el 40% españoles y las españolas aseguran que las hortalizas siguen siendo el alimento predominante en las comidas.

Los datos recogidos por el Observatorio de Frescos de Aldi revelan que el consumo de alimentos frescos, fruta, verdura, carne o pescado, se concentra en dos momentos clave del día: la comida y la cena. En el primer caso, los datos recabados por la compañía con el apoyo de Kantar Worldpanel, aseguran que los alimentos frescos ascienden al 88% y, durante la cena, esta cifra disminuye al 76%. Sin embargo, en la actualidad, los frescos tan solo representan un 14% de los alimentos que se consumen por la mañana.

En tres años, la valoración de la calidad de los productos frescos de Aldi, por parte de sus clientes, ha aumentado 4,4 puntos porcentuales. Además, las familias que compran en Aldi consumen ligeramente más fruta (33,1% vs. 32,1%) y verduras frescas (29,7% vs 29,1%) que el consumidor medio.