El grupo de supermercados HiperDino prevé volver a beneficios este año 2014 tras un ejercicio, el de 2013, en el que ha incrementado un 32% sus ventas, convirtiéndose en el primer generador de empleo de Canarias, con 1.000 nuevas contrataciones desde su cambio de propietarios. Los planes de la cadena de distribución pasan por terminar con beneficios por encima de los cinco millones de euros.

Dinosol ha cumplido su primer ejercicio completo desde que sus fundadores, los hermanos Domínguez, recompraron el grupo con apoyo de inversores canarios al consorcio de 24 bancos que se había quedado con su propiedad tras sus años en manos, primero de la compañía holandesa Ahold, y después del fondo de capital riesgo Permira. Sin acceso a financiación externa debido a la crisis y a los pactos con los bancos vendedores, la cadena ha tenido que pasar duros meses, a pesar de que esas pérdidas estaban previstas en su plan de negocio.

DinoSol ha pasado en este período de 194 a 207 tiendas, su plantilla ha crecido de poco más de 5.000 empleados a 6.173 y su facturación ha repuntado un 32%, para terminar 2013 con unas ventas de 748 millones de euros y un resultado operativo (Ebitda) positivo. Todo ello le ha permitido ganar casi ocho puntos de cuota de mercado en Canarias.