La Sirena, cadena de tiendas especializadas en congelados, ha crecido en diciembre un 3% respecto al mismo período de 2014, en ventas a superficie comparable. Las expectativas iniciales para esta Navidad, la primera considerada como post-crisis, eran muy elevadas para el sector alimentación, con incrementos esperados significativos, pero la realidad, aunque positiva, ha estado por debajo de las previsiones. Según Nielsen, el mercado de congelados ha crecido por encima del Total Alimentación y, a su vez, La Sirena ha evolucionado 2,21 puntos porcentuales por encima de la competencia a tienda comparable, corroborando así sus buenos resultados en Navidad.

Francesc Casabella, director general de La Sirena, explica "como es habitual en La Sirena, el marisco ha sido la categoría estrella en Navidad, representando el 40% del total de las ventas, con un crecimiento de 7% respecto 2014, especialmente los productos de valor alto. Además de apostar por Marisco y Pescado para sus celebraciones, el consumidor este año ha incrementado el gasto en soluciones convenientes, como platos preparados, entrantes y repostería, categorías que han crecido considerablemente en referencia al año anterior y donde La Sirena ha presentado prácticas novedades".

La campaña de Navidad es la temporada más fuerte en cuanto a ventas para La Sirena, debido a que la cadena es un referente en marisco y pescado. Este año, las tiendas de la compañía han recibido más de 1.400.000 visitas, con un nivel muy alto de clientes que han utilizado la tarjeta del Club, el programa de fidelización lanzado en 2014. En cuanto a producto, para estas Navidades, la compañía ha apostado por la variedad, especialidades exclusivas y novedades, lanzando más de 100 nuevos productos especiales para este período. Además de ofrecer prescripción y consejos a través del personal de sus tiendas, y 54 cursos de cocina para sus clientes.

En cuanto a planificación, la cadena ha detectado una tendencia a realizar las compras navideñas los últimos días, lo que, tal y como apunta Francesc Casabella "hace necesario una correcta planificación de recursos en las tiendas, una precisa previsión de necesidades de producto y una excelente ejecución, y así garantizar que el cliente encuentra todo lo que busca en cualquier momento".