ARAL Digital.- Las ventas del comercio minorista han descendido un 5,8% en el año 2011, tal y como se desprende del análisis de los resultados provisionales del Índice de Comercio al por Menor publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente al mes de diciembre de 2011. De esta reducción, la mayor de las registradas en los últimos cuatro años de crisis, se deduce un importante deterioro en las ventas del comercio minorista que afecta a todos subsectores y comunidades autónomas.

El mes de diciembre, con unas ventas inferiores en un 6,2% a las del año anterior ha sido “especialmente preocupante”, resalta la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES) que señala además que las ventas de alimentación a precios constantes han bajado un 2,4%.

En consecuencia, la media de ocupación en el año 2011 ha descendido un 0,4% y tan solo las grandes cadenas han sido capaces de generar empleo neto (1,2%). “La capacidad para poder mantener la actividad y el empleo, no sólo de las grandes cadenas, sino del conjunto del sector, va a depender de que se reactive la confianza de los consumidores en la situación de la economía y de su capacidad de gasto”, explica ACES a través de un comunicado.

Ante esta situación, desde la Asociación se perciben con gran preocupación las consecuencias que sobre el consumo pueda tener un aumento de impuestos, ya que cualquier medida que disminuya la renta disponible puede tener efectos muy negativos no sólo sobre las propias ventas del sector sino sobre los el conjunto de las actividades económicas de la cadena de valor. En este sentido, demanda medidas que devuelvan la confianza al consumidor, faciliten el crédito y ayuden a incrementar el consumo.