Caprabo ha cerrado el ejercicio (a 31 de enero de 2015) cumpliendo su objetivo de disponer de 120 tiendas reformadas a su nuevo modelo de supermercado. Un nuevo modelo que le ha supuesto aumentar el número de clientes en un 11%, según los datos aportados por la propia compañía. El incremento medio de ventas en estas renovadas tiendas se situó en el 7,5%. Fuentes de Caprabo destacan que en la cesta de la compra en estos supermercados ha aumentado un 15% la cantidad de producto fresco, un 34% en el caso del pan y un 20% en la fruta y verdura.

Actualmente la compañía cuenta ya con el 40% de su red de supermercados convertidos establecimientos de nueva generación y para el presente año tiene prevista la transformación de 30 más. La inversión para conversión íntegra de toda la red, que terminará en 2016, supera los 80 millones de euros.

Esta nueva generación de supermercados destaca por la apuesta por los productos frescos, situados en la entrada a modo de mercado; la experiencia de compra, más cómoda, ordenada, ágil, fácil; o la nueva ordenación de la tienda, con pasillos más anchos, estanterías más bajas que facilitan la visualización de los espacios, entre otras mejoras, según explican desde Caprabo.