Lidl abre en el día de hoy las puertas de dos nuevas tiendas en Fuerteventura y en Alcalá de Henares. La primera, está ubicada en la calle Tacha Blanca s/n y la compañía ha invertido más de 4,5 millones de euros en su construcción y posterior equipamiento. En cuanto al nuevo establecimiento de Madrid, está ubicado en la Calle Octavio Paz 25-27 y tras 4,6 millones de euros, sustituirá uno de los tres establecimientos con los que la cadena de supermercados contaba hasta ahora en esta ciudad.

El establecimiento de Fuerteventura abrirá de lunes a sábado de 9.00 a 22.00 horas y dispondrá de 109 plazas de aparcamiento

El nuevo establecimiento en la isla, cuenta con más de 1.300 metros cuadrados de superficie y supondrá la creación de 11 nuevos puestos de trabajo (todos ellos de Fuerteventura) para una plantilla de 29 empleados. La nueva tienda abrirá de lunes a sábado de 9.00 a 22.00 horas y dispondrá de 109 plazas de aparcamiento.

El alcalde de Antigua, Matías Fidel Peña García, visitó en la mañana de ayer el nuevo establecimiento de la cadena de supermercados en la ciudad acompañado del director regional de Lidl en las Islas Canarias, Luis González Garrido, con quien ha recorrido las instalaciones de una tienda diseñada bajo altos estándares de sostenibilidad.

Los productos frescos serán la estrella del surtido de Lidl, con una amplia oferta en frutas y verduras, de las que el 60% procede de la huerta canaria. A ellos se suman carne, pan y bollería recién horneados y, como novedad, pescado fresco, con cinco variedades recién incorporadas al surtido del supermercado: dorada de Canarias, lomos y escalopines de salmón noruego, mejillones cocidos en su propio jugo y langostinos cocidos.

El Lidl de Alcalá de Henares abrirá de lunes a sábado de 9.00 a 21.30 horas y domingos de 10.00 a 15.00 horas y cuenta con 121 plazas de aparcamiento

Por su parte, el nuevo establecimiento de Alcalá de Henares, dispondrá de más de 1.300 metros cuadrados de superficie y supondrá la creación de hasta 30 nuevos puestos de trabajo para una plantilla de 35 empleados. La nueva tienda que abre de lunes a sábado de 9.00 a 21.30 horas y domingos de 10.00 a 15.00 horas cuenta con 121 plazas de aparcamiento.

Este establecimiento cuenta con el surtido habitual de Lidl, en el que los productos frescos tienen un amplio protagonismo junto a referencias regionales y demás familias de la cesta de la compra. Las principales novedades que incorporará este nuevo punto de venta serán pan y bollería recién horneada, pescadería, productos bio y ‘Listo para comer’, la nueva gama de productos preparados para el consumo inmediato de Lidl que responde a las últimas tendencias del mercado.

Además, ha sido diseñado bajo estrictos estándares de sostenibilidad e incorpora medidas de eficiencia energética como una instalación fotovoltaica, sistemas de refrigeración de bajo consumo y puntos de recarga de vehículos eléctricos. En este sentido, y en línea con su compromiso con la reducción de plásticos, Lidl ofrece en su sección de fruta y verdura bolsas 100% compostables (medida con la que desde 2019 ya cuenta toda su red comercial nacional) y bolsas de malla reutilizables.