Lidl ha presentado su nueva línea de platos para consumo inmediato en cuatro tiendas piloto de la Comunidad de Madrid. La nueva gama ‘Listo para comer’ busca dar respuesta a la creciente demanda de 47 millones de usuarios que recurren a este tipo de servicio al menos 6 veces al mes, según señala Kantar en su último informe acerca del auge de la comida preparada.

La comodidad y la relación calidad-precio son factores clave que explican el auge de este tipo de servicio que ha alcanzado, en el último trimestre del año, un crecimiento del 10% en el consumo fuera del hogar. Una cifra que indica el gran recorrido que tiene esta categoría, en un momento en el que, según los últimos datos del estudio de Kantar Media sobre gran consumo, en términos de volumen, el mercado ha retrocedido el 1,8%.

Con ‘Listo para comer’, Lidl explica que pone a disposición del consumidor "una variedad de recetas tradicionales, elaboradas artesanalmente con productos de proximidad, así como clásicos de la gastronomía americana y alternativas veggie para disfrutarlas al momento o bien calentar en casa". La oferta incluye 14 nuevas comidas preparadas, distribuidas en platos fríos y calientes, que conforman un menú para todos los días de la semana a un precio que oscila entre los 1,19 y los 2,99 euros.

Según Kantar, este tipo de servicio ha alcanzado, en el último trimestre del año, un crecimiento del 10% en el consumo fuera del hogar. Una cifra que indica el gran recorrido que tiene esta categoría

Así, Lidl tiene por objetivo "ofrecer platos de calidad al mejor precio posible y dar respuesta a las necesidades del consumidor". Para ello ofrece platos fríos como las albóndigas con salsa jardinera, ensaladilla rusa y croquetas de jamón ibérico, risotto, macarrones a la boloñesa y paella, listos para calentar y consumir en casa o en la oficina. Mientras, la sección de preparados calientes contiene medio pollo asado y platos inspirados en recetas clásicas, dos opciones de hamburguesas, ‘chicken nuggets”, ‘wrap Sloppy Joe’, ‘chicken crispies’ o alitas picantes. Los nuevos platos calientes de Lidl también tienen en cuenta alternativas vegetarianas como el ‘wrap de falafel’.

El nuevo concepto de platos preparados de Lidl ya está disponible en los supermercados ubicados en Pavones (Moratalaz) y García Noblejas en Madrid; y los de Avenida San Pablo (Coslada) y Alcorcón-Rivota. A lo largo del 2020, la iniciativa se extenderá a otras tiendas Lidl de España.

Los platos preparados se encuentran en la sección ‘Listo para comer’ de cada tienda, ubicada en los módulos de neveras y con otro espacio en las estanterías con planchas calientes. Vienen presentados en envases preparados para mantener el calor y la temperatura idónea para consumir en el momento. Estos envases contienen las instrucciones acerca de cómo se debe proceder al recalentado en casa, en horno o bien en microondas. Además, todos los envases son reciclables, por tanto, se pueden depositar en el contenedor amarillo.

Los platos que se ofrecen en las bandejas calientes no permanecen más de 4 horas en la estantería y, en caso de exceder ese tiempo, son devueltas a cocina en el punto de venta. De hecho, la preparación previa, que se lleva a cabo en la propia tienda, se hace dos veces al día, pudiéndose adquirir el producto a partir de las 12:30 y a partir de las 18:00. Las bandejas frías, en cambio, permanecen dispuestas en la sección de nevera hasta su consumo.