El proceso de transformación realizado por Áreas en el ejercicio anterior ha llevado a la compañía española a cerrar el último ejercicio 2013-2014 con un beneficio neto de 19,5 millones de euros y un crecimiento del EBITDA del 33,8% hasta los 52,6 millones de euros, que alcanza el 8% de la cifra de negocio.

En un contexto económico todavía complicado, el efecto positivo de la transformación de la compañía se refleja también en el total de la facturación global, que ha aumentado un 1,42% (un 4,24% a perímetro constante), hasta los 659,5 millones de euros. El binomio restauración y aeropuertos se reafirma como el que mayores ingresos supone –tanto en el ámbito nacional como internacional-, manteniendo una aportación muy estable al total de la cifra de negocio (66,4% y 56% respectivamente).

En España, el primer mercado de la compañía, la recuperación del tráfico aéreo en los principales aeropuertos españoles y el inicio de la mejora de los indicadores económicos del país han favorecido la mejora de los resultados. A estos factores hay que añadir que en 2014 la compañía ha finalizado prácticamente el despliegue en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas de los 47 locales de 26 marcas que le fueron otorgados en el concurso de restauración. En el mercado de autopistas y autovías también hay signos que constatan una recuperación del tráfico.

Estados Unidos continua con un fuerte desarrollo. Los ingresos de Áreas en este mercado han crecido un 19% y se han situado en 156 millones de euros en 2013-2014. La culminación del proyecto en la autopista de Maryland -con la puesta en marcha de las áreas de servicio Maryland House y Chesapeake House- impulsa la consolidación de Estados Unidos como el primer mercado internacional de Áreas, que ya supone el 23,7% de la facturación global. La compañía ha invertido en el último ejercicio 25 millones de euros en este mercado y se ha erigido como el segundo operador de gestión de áreas de servicio de autopistas de peaje. La presencia de Áreas en Estados Unidos, además, se complementa con establecimientos repartidos entre 10 aeropuertos.

Por otra parte, el mercado luso ha contribuido también a la buena senda de los resultados de 2013-2014, con un crecimiento de los ingresos del 7%, apuntalado por la renovación de los contratos de concesión de los aeropuertos de Oporto y Lisboa. Los resultados en México han sido también muy positivos.
En República Dominicana, el ejercicio ha estado marcado por el óptimo arranque de la actividad de tiendas de conveniencia en el mercado de autopistas. La actividad de Áreas en Chile se ha concentrado en aeropuertos y centros comerciales.