Bodegas Mezquita, la cadena de tabernas especializada en gastronomía cordobesa, ha realizado una fuerte inversión en el desarrollo de su propia marca de vinos que le llevará a completar su oferta gastronómica. La compañía cuenta con gran tradición vinícola desde que Baldomero Gas López fundara la empresa en los años 60.

La nueva línea está elaborada con uvas cuidadas desde el viñedo para alcanzar un excelente nivel, que pueda responder además a la buena relación calidad-precio que mantiene toda la carta de la firma. Bodegas Mezquita ha cuidado al máximo la imagen de las botellas para transmitir su personalidad a través de un diseño adaptado a los nuevos tiempos.

Además de en los restaurantes, la empresa comercializará sus vinos en la tienda gourmet que tiene en la capital cordobesa. La compañía se encuentra en pleno plan de expansión nacional a través del sistema de franquicias, cuya inversión gira en torno a 1.200 y 1.400 euros/m2, para locales con un mínimo de 70 m2, en poblaciones con más de 120.000 habitantes.