Burger King ha celebrado el 40 aniversario de su presencia en Europa, concretamente en la Plaza de los Cubos de Madrid. De este modo, se convertía, a mediados de 1975, len la primera cadena de restauración de hamburguesas en llegar a Europa y por ende, a España, donde actualmente cuenta con más de 600 restaurantes.

Theo Camurça, director of Franchise Development, Mediterranean Region de Burger King, ha hablado sobre la importancia de estos 40 años en Europa y, especialmente, sobre el desarrollo que la compañía ha experimentado en el mercado español. Así, Camurça ha afirmado que "sólo el año pasado abrimos más de 50 nuevos restaurantes, lo que nos sigue posicionando como la mayor cadena de restauración rápida en España y, sobre todo, nos sitúa en el ranking de las marcas top employer con más de 18.000 empleados en todo el país". Para este año, está previsto la creación de 1.000 nuevos empleos.

Para celebrar esta fecha, Burger King ha elaborado una edición limitada de un vino tinto, el Whopper Wine, un vino madurado en barricas de madera que, previamente, han sido tratadas al calor del fuego de las parrillas de Burger King. Un procedimiento que hace que el caldo maride con la hamburguesa insignia de la compañía, la clásica Whopper. El lanzamiento de esta novedad es una elección que no se ha dejado al azar y que tiene mucho que ver con la curiosa historia de la compañía en nuestro país, que a su llegada, allá por los años 70, tuvo que ofrecer vino en su carta para adaptarse al mercado local.

Esta situación del todo excepcional sólo se produjo en España por sus particularidades sociales y sus estrechos vínculos con la cultura del vino. Representantes de cuatro sectores esenciales para la compañía como franquiciados, proveedores, medios de comunicación y consumidores –a través del canal de Facebook de la marca, se sortearán 40 de estas botellas- han tenido la oportunidad de disfrutar de esta edición limitada.