Con más de 50 centros, 750.000 m2 gestionados y una facturación de 258 millones de euros en 2014, de la que un 43% procede del negocio del área de Consumo (alimentación) y Retail, el consejero delegado de Logiters, Luis Marceñido, se muestra satisfecho de la evolución del "primer año de vida" de la compañía bajo su nueva identidad. Tras cerrarse la compra de la división logística de FCC por parte del grupo de inversión Corpfin Capital con una participación del equipo directivo de FCC Logística, la compañía ha afrontado el mismo mercado con una nueva marca, renovando fuerzas y logrando mantener la confianza de sus clientes. Una posición de privilegio que afianza su liderazgo entre los operadores logísticos a nivel ibérico, tal como destaca Luis Marceñido en la entrevista realizada por ARAL con ocasión de su designación para recibir el Premio Dirigente del Año de la Logística 2015.

Luis Marceñido Ferron (Madrid, 1964) recibe con alegría el premio otorgado por el Club de Dirigentes de la Industria y la Distribución, promovido por ARAL, por lo que supone de reconocimiento a la labor realizada en estos años, tanto en FCC Logística como después en Logiters, "consiguiendo transformar una compañía para hacerla más eficiente y adaptada a los clientes". "Yo he hecho de punta de lanza de este proceso, pero ha sido un trabajo de todo el equipo. El premio aunque se me dé a mi es también de mucha gente que ha trabajado conmigo para conseguir transformar la compañía durante estos años", explica.

"Ha sido una labor de tiempo que la empresa haya conseguido funcionar de una forma coordinada y eficiente", afirma satisfecho este Ingeniero de Caminos de formación, que pronto derivó su actividad hacia las labores de gestión y estrategia: "donde creo que aporto más". Un desarrollo profesional que ha ido ligado desde finales de 1992 al Grupo FCC, donde en octubre de 2008 pasa a dirigir la actividad en España y Portugal del negocio logístico; para en abril de 2014 acabar creando Logiters, tras liderar la compra/venta de FCC Logística.

Capacidad como negociador

De entre los rasgos de su carácter, Marceñido, destaca su capacidad como negociador y señala, por ejemplo, la relación fluida que siempre ha mantenido con los sindicatos, con los que ha tenido que sentarse en distintas ocasiones a la mesa: "Me siento cómodo en procesos de negociación. De hecho los sindicatos tienen la referencia de que conmigo se puede llegar a acuerdos". Mientras, en lectura y música encuentra sus principales aficiones fuera del trabajo; comentando durante la charla, entre risas, que ya en su época de estudiante era el tesorero de los conciertos que se organizaban en la Escuela de Caminos.

Al máximo responsable de Logiters le gusta definir la compañía como "una empresa Ibérica, con gestión ibérica". "Aunque lógicamente no son los mismos mercados y no tenemos la misma presencia en las distintas áreas en los dos países, sí que estamos en España y Portugal con la misma penetración en cuanto a cuota de mercado. Además, miramos los contratos de forma ibérica y los gestionamos de esa misma forma". Para puntualizar, por ejemplo, que "en farmacia, somos líderes destacados en Portugal, y aquí estamos a caballo entre la 1ª y la 2ª posición. O allí tenemos distribución de alimentación a temperatura controlada y aquí no, ya que la situación cambia un poco según el sector". Y avanza su visión optimista de cara a este 2015, un año en el que la empresa está creciendo en el entorno del 5%.

El próximo 28 de mayo, en el Hotel Miguel Ángel de Madrid, Luis Marceñido recibirá el galardón de Dirigente del Año de la Logística 2015.

Puede leerse la entrevista completa realizada a Luis Marceñido por Carmen Méndez en el nº 1624 de la Revista ARAL.