AMDPress.- Avon ha iniciado la construcción de una planta de fabricación en Moscú, la región de mayor rápido crecimiento dentro del negocio de belleza de la compañía en Rusia, tal como ha apuntado la firma cosmética de venta directa, que prevé esté en funcionamiento a mediados de 2004.

Dichas instalaciones, que suponen una inversión de unos 34,9 millones de euros (40 millones de dólares), emplearán a más de 800 trabajadores y producirá 185 millones de unidades de productos cosméticos, entre cremas, lociones, desodorantes roll-on, fragancias y máscaras de pestañas. Las referencias fabricadas en la futura planta se venderán en Rusia a través de 194.000 representantes independientes de venta, así como en los canales de la firma en Ucrania y Kazajstán.

La nueva fábrica permitirá afrontar la creciente demanda de los consumidores de productos de belleza en la región. Asimismo, las instalaciones también reportarán beneficios en los costes y eficacia de la cadena de suministros, además de reforzar la ventaja competitiva en este mercado de fuerte potencial. La firma espera incrementar sus ventas en el país hasta 436,15 millones de euros (500 millones de dólares) de cara al año 2007.