L’Oréal ha lanzado Clarisonic en España, una marca de cosmética selectiva referente del mercado de los aparatos y tecnologías sónicas, basados en el sonido, aplicados a los tratamientos de la piel. Comercializada por la división L’Oréal Luxe en España, la gama de productos Clarisonic permite al Grupo posicionarse en la categoría de productos de cosmética instrumental, un elemento decisivo para su innovación. Con una facturación global cercana a los 200 millones de dólares, un 47% más que en 2011, y más de 5 millones de unidades vendidas en todo el mundo, Clarisonic muestra la importancia que están adquiriendo los aparatos de cosmética en el campo de la belleza y los tratamientos de la piel.

En los últimos años, este mercado ha experimentado un fuerte crecimiento, con una facturación en torno a los 1.500 millones de dólares (1.160 millones de euros) en todo el mundo, de los que 410 millones de euros, corresponden únicamente al segmento de cosmética instrumental facial en Estados Unidos. Estas cifras respaldan la apuesta de L'Oréal por esta nueva línea de negocio que ha fortalecido el departamento de I D del Grupo con un nuevo centro de innovación situado en Redmond (Washington), sede donde se fabrica Clarisonic. Para Patricio Walburg, director general de Clarisonic en España "nuestro objetivo con esta línea de negocio es seguir innovando y liderar el mercado de aparatos de cosmética". Para lograrlo, la marca comercializa, además de un aparato para el sector profesional, dos modelos: uno exclusivo para el rostro (149 euros), y otro facial y corporal (225 euros), ya disponibles en las Perfumerías Sephora de todo el país. Se espera que a finales de 2013 esté presente en más de 100 puntos de venta de esta cadena, y el doble en 2014.