La empresa almeriense Briseis ha obtenido la certificación en la norma ISO 22716 en Buenas Prácticas de Fabricación para Productos Cosméticos. Este reconocimiento sitúa a Briseis en la máxima categoría mundial de fabricantes de productos de cosmética y en un ejemplo a seguir. Se trata de un certificado, evaluado por SGS, Société, Générale de Surveillance, líder internacional en inspección verificación, ensayos y certificación, que garantiza la calidad en todos los procesos, lo que -según palabras del propio Carlos Briseis, gerente de la compañía- "nos posiciona como fabricante modelo para clientes de prestigio internacional".

A través de esta norma se gestiona la calidad en los procesos de fabricación, producción, desarrollo técnico, almacenamiento y transporte de productos e incorpora un sistema de gestión como herramienta dinámica, que acredita la mejora continua de los procesos.

Briseis es una empresa 100% almeriense con más de 80 años de trayectoria, a lo largo de los cuales se ha producido un relevo generacional que apuesta por la innovación y el crecimiento sostenible. En este sentido, Briseis posee también el Certificado ISO 14.001, el estándar internacional de Gestión Ambiental que garantiza el equilibrio entre la productividad y la reducción de los impactos al medio ambiente.