AMDPress.- La multinacional dedicada a la ropa vaquera Levi Strauss alcanzó un beneficio de 13,7 millones de dólares en el tercer trimestre del año, frente a los 15 millones obtenidos en el periodo 2001. Sin embargo, la cifra de ventas aumentó por primera vez desde 1996.

La facturación obtenida en los seis meses ascendió a 984 millones de dólares, un 3,5% más que en el mismo periodo de 2001. El beneficio de explotación en el trimestre aumentó un 4%, hasta los 97 millones de dólares, y los gastos de marketing alcanzaron 340,4 millones (un 8,2% más). Según los responsables de la compañía, el incremento de los costes por retribución variable y de impuestos ha sido el causante del recorte de ganancias.