Unilever lanza en el mercado español la emblemática enseña estadounidense Seventh Generation, especializada en productos ecológicos para el cuidado del hogar e higiene personal, elaborada a partir de ingredientes naturales y cuyos envases están compuestos por plástico 100% reciclado. Actualmente ya se encuentran a la venta en Carrefour y El Corte Inglés, mientras que en próximas semanas estarán disponibles también en el resto de cadenas de distribución. 

Tras 30 años de innovación en el desarrollo de productos a base de fórmulas naturales, la marca llega a España con una propuesta en varias categorías de cuidado y limpieza del hogar, para los consumidores que siguen un estilo de vida vegano. Concretamente, estarán disponibles tres variedades de detergente; tres variedades de lavavajillas a mano concentrado; una variedad de pastillas para máquinas lavavajillas; dos sprays limpiadores (uno multiusos y una específico para baños), y un limpia-inodoros.

Seventh Generation llega con la intención de democratizar el sector de los productos ecológicos de limpieza. En el caso del detergente en gel, se vende a un precio recomendado de 6,99 euros (20 lavados); el lavavajillas líquido (500ml) a 2,99 euros; el lavavajillas en pastillas (24 lavados), a 6,99 euros; los sprays (500ml) a 2,99 euros, y el limpiador de baño (500ml) a 2,99 euros.

Con un alto porcentaje de ingredientes vegetales

Todos los productos están formulados con un alto porcentaje de ingredientes vegetales, incorporando fórmulas a base de plantas, soja, aceites vegetales y coco, así como fragancias 100% naturales, sin colorantes ni blanqueantes ópticos, y en envases totalmente reciclables y creados a base de plástico reciclado. Además, todos cuentan con la certificación EU Ecolabel, la etiqueta ecológica europea que asegura unos altos estándares de sostenibilidad en aquellos productos que acredita. En este sentido, todos los ingredientes de Seventh Generation, así como los del resto de marcas de cuidado del hogar e higiene personal de Unilever, son públicos y consultables a través de la herramienta de transparencia que la compañía tiene disponible en su página web. Los productos que se venden en el mercado español se fabrican en Dinamarca y Suiza, por ser las instalaciones más cercanas que garantizan este proceso de producción eco, aunque la empresa no descarta que en un futuro se pueda llevar a cabo en España.

Las marcas de Unilever que incluyen un propósito sostenible crecen un 46% más rápido y representan ya el 70% del crecimiento de la compañía

La marca tiene como misión contribuir a un mundo más sano, limpio y sostenible. Tal y como asegura Albert Girona, responsable de la marca en España: “Esta misión es la que dio origen a la firma y guía todo lo que hacemos; cualquier decisión que afecte al negocio tiene siempre en cuenta las próximas siete generaciones, siguiendo la ley suprema de la Confederación Iroquesa, formada por seis naciones originarias de Norteamérica”.

Por su parte, Ana Palencia, directora de Comunicación y Sostenibilidad de Unilever España también ha destacado la importancia de este lanzamiento dentro de la estrategia de la compañía: “La búsqueda de lo natural está cambiando el comportamiento del consumidor y Seventh Generation viene a liderar este cambio”. Al respecto, también ha señalado que “las marcas de Unilever que incluyen un propósito sostenible crecen un 46% más rápido y representan ya el 70% del crecimiento de la compañía, que desde 2010 desarrolla su crecimiento a través del Plan Unilever para una Vida Sostenible”.

Elías Santín, responsable de I+D en Cuidado del Hogar de Unilever España, destaca que “uno de los puntos fuertes de Seventh Generation es que, con fórmulas sostenibles hechas a base de plantas como el coco, la soja y los aceites de origen vegetal, se pueden conseguir productos de limpieza que son igual o más eficaces que los de otras marcas convencionales”.

El pástico cada vez preocupa más

Cada vez son más los consumidores que son conscientes de la importancia del cuidado del medio ambiente. Así lo refleja una encuesta elaborada por Unilever a más de 600 personas en España, de la que se desprende que un 33% considera el problema del plástico como la segunda preocupación medioambiental más importante, sólo por detrás del maltrato animal (36%). La contaminación que causa el plástico preocupa más que la contaminación del agua por vertidos químicos (32%), la desforestación (28%) o el mal uso del agua (24%).

Dicho sondeo refleja que un 75% de los españoles ha llevado a cabo recientemente alguna acción para reducir el plástico de un solo uso. Por ejemplo, un 89% de los encuestados ya lleva sus propias bolsas, capazos o carritos para hacer la compra. Además, un 66% de los españoles considera que comprar productos envasados con plástico reciclado contribuye a solucionar el impacto qué estos causan en el medio ambiente, gracias a los procesos de economía circular. Por eso, el 66% de los encuestados intenta que los envases de plástico sean reciclados cuando compran algún producto, si se les ofrece esta opción.