AMDPress.- El fabricante de envases de cartón y PET SIG Combibloc tiene previsto vender en España al término del presente ejercicio unos 910 millones de envases, cifra que supera las previsiones iniciales y sitúa a la filial española en el primer puesto en volumen de ventas, por delante incluso de la filial francesa, y que supone un incremento del 21% en comparación al mismo período del año anterior, según comunicó el pasado 16 de diciembre el director de Desarrollo de Mercados de la filial nacional, Herbert Kolling.

La compañía estima que la facturación rondará los 86 millones de euros, frente a los 71 millones de euros del año anterior, aunque el próximo año los envases comercializados sobrepasarán los 1.000 millones, lo que les otorgaría una cuota de mercado entre el 20 y 25%, frente al 15/16% actual, sobrepasándose los 100 millones de facturación.

El crecimiento se debe a varios motivos como el lanzamiento de envases de pequeño tamaño de consumo individual con J.García Carrión, la entrada en Leche Río, con la aportación de la maquinaria de envasado de su nueva fábrica y la expansión a Portugal, a través de la nueva planta que Leche Celta abrirá en el mercado, explicó Kolling.

Entre sus futuros planes está el lanzamiento definitivo de “combishape”, los envases de cartón personalizados al gusto del cliente, retrasado hasta la primavera de 2004 por “un problema de ubicación de la máquina en la fábrica”.

Además, para 2004 se prevé lanzar prototipos de envases de cartón para conservas, “aunque es una inversión que todavía tiene que ser autorizada por la dirección”. El grupo SIG, que en el verano anunció su deseo de centrarse en el envasado de alimentos y puso a la venta su negocio de paquetería, cuenta con varias divisiones y finalizará el ejercicio con ventas superiores a los 2.000 millones de euros.

SIG Combibloc entró en España en 1986 con una llenadora para Nestlé y entre sus clientes actuales están Capsa, Suiza Foods, Puleva Food, Juver o Capel Vinos.