La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) ha participado un año más en los actos del Día Mundial Antifalsificación, organizados por la Asociación Nacional para la Defensa de la Marca (Andema) y la Oficina Española de Patentes y Marcas (Oepm), con la colaboración del Departamento de Aduanas de la AEAT, con los que se pretende sensibilizar al consumidor sobre las consecuencias negativas que se esconden tras las falsificaciones.

Las diferentes actividades, celebradas en la Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar, la sede de la Autoridad Portuaria, las dependencias de la AEAT del Puerto de Algeciras –ciudad elegida por ser un punto clave del tránsito marítimo y entrada de mercancía falsificada al territorio español y comunitario y lugar esencial para la defensa de los derechos de propiedad industrial-, han versado sobre "Los riesgos de las Falsificaciones".

En esta ocasión, Val Díez, directora general de Stanpa, ha participado en la jornada que analizó las numerosas perspectivas desde la que es necesario abordar un problema tan complejo como el de las falsificaciones y, por tanto, la imperiosa necesidad de colaboración público-privada a la hora de abordar estrategias de lucha contra las falsificaciones. Durante 2013, la Agencia Tributaria intervino más de dos millones de productos falsificados, cuya puesta en el mercado hubiese supuesto 231 millones de euros. Además, en el mismo periodo, el Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil intervinieron 5.094.879 objetos falsos, valorados en más de 810 millones de euros.

Los productos de textiles (ropa, calzado y complementos), los productos de perfumería y cosmética, las gafas, los componentes electrónicos suponen más del 60% de los productos intervenidos en 2013. Estas cifras ponen de relieve la necesidad de trasladar al consumidor todos los efectos negativos de estas prácticas fraudulentas: destrucción de empleo, pérdida de impuestos, economía sumergida, crimen organizado, explotación laboral, blanqueo de capitales.

Frente a esto, el sector público y el sector privado ponen de manifiesto el valor y la contribución positiva de las marcas para nuestra economía y sociedad. Según el informe"El impacto de las Marcas en la Economía y en la Sociedad Españolas", encargado por la OEPM y ANDEMA, las marcas han generado, aproximadamente, un total de 6.108.140 puestos de trabajo. Esta cifra supone un 33,09% del total de empleo generado en la economía durante ese año.

El PIB atribuible a las marcas supone, aproximadamente, un 40% del total del PIB de la economía española, lo que equivale a un valor superior a los 420.000 millones de euros. Las inversiones en I D atribuibles a las marcas suponen, aproximadamente, un 55% del total de las inversiones en I D de la economía española, equivale a un valor superior a los 4.100 millones de euros.