AMDPress.- El grupo angloholandés Unilever ha vendido su negocio de dentífricos y cepillos dentales en Estados Unidos y Canadá por 103 millones de euros a Church & Dwight, empresa que fabrica, entre otras, la marca de desodorantes Arrid.

Esta operación puede incluirse dentro de la estrategia empresarial del grupo denominada “Camino hacia el crecimiento”, cuyo objetivo es concentrarse en las marca líderes.