A pesar de una situación sanitaria y económica especialmente complicada, Esker ha registrado el mejor trimestre y el mejor año de su historia en términos de actividad. Los ingresos por ventas en 2020 ascendieron a 112,3 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 9% sobre el año anterior.

Durante el cuarto trimestre del año fiscal, Esker logró unas ventas consolidadas de 30,9 millones de euros, un 11% más en comparación con el mismo trimestre de 2019.

En línea con la tendencia del tercer trimestre, las actividades de soluciones basadas en la nube (SaaS) crecieron un 13% impulsadas por las suscripciones y el tráfico (+18%), pero sufrieron un descenso los servicios de consultoría (-3%), que se vieron afectados por la firma de menos proyectos durante el T2 y al inicio de T3. Los volúmenes de documentos procesados todavía se reducen entre un 5% y un 10% en comparación con los niveles anteriores al período Covid, debido a las numerosas restricciones impuestas por los distintos gobiernos.

Récord de proyectos firmados

Al igual que al final del tercer trimestre, Esker registró numerosos proyectos firmados en los últimos tres meses del año. Después de un período de espera relacionado con las primeras medidas de bloqueo, las empresas han mostrado un gran interés en las soluciones de automatización, que brindan mejoras de productividad significativas para las funciones de finanzas y servicio al cliente, lo que les permite continuar operando cuando la mayoría de los empleados están trabajando desde casa.

El valor acumulado de los nuevos contratos firmados en 2020 (reservas) aumentó un 17% respecto a 2019, hasta alcanzar los 34 millones de euros. El valor acumulado de los nuevos contratos firmados en el cuarto trimestre se ha incrementado en un 30% en comparación con el mismo período de 2019 (que anteriormente ostentaba el récord), lo que permite pronosticar una fuerte actividad en el primer semestre de 2021.

Esker espera mantener unas ganancias operativas similares a las de 2019. La gestión controlada de su crecimiento permite a Esker mantener sus resultados financieros al tiempo que fortalece sus inversiones técnicas y comerciales para asegurar un crecimiento sostenible en los próximos años. A 31 de diciembre de 2020, Esker dispone de los recursos financieros necesarios para proseguir en su estrategia centrada en acelerar su crecimiento orgánico combinado con operaciones de crecimiento externo.

Esker espera un sólido crecimiento orgánico de dos dígitos para todo el año 2021, lo que debería impulsar los ingresos en torno a los 128 millones de euros si la paridad euro/dólar estadounidense se mantiene sin cambios. En este nivel de crecimiento, la rentabilidad debería situarse entre el 10% y el 15%.

Reconocimientos a la gestión ambiental y RSC

Por otra parte, Esker ha anunciado que la sede de su empresa en Lyon, Francia, recibió la certificación ISO Certificación 14001:2015 (ISO 14001) por su eficaz sistema de gestión ambiental. Dicha certificación es otorgada por Lloyd's Register Quality Assurance (LRQA), un proveedor de servicios de evaluación independientes.

Esker también recibió una Medalla de Oro EcoVadis por su desempeño en Responsabilidad Social Corporativa (RSC), colocando a la empresa un 4% por encima de las empresas evaluadas por EcoVadis. Este reconocimiento forma parte del proceso continuo de mejora medioambiental y de RSC de Esker.

La norma internacional ISO 14001 demuestra el compromiso a largo plazo de Esker con la protección del medio ambiente al establecer los principios de un sistema de gestión eficaz que sigue las mejores prácticas medioambientales. El principio de mejora continua es inherente a este estándar y se hace eco de la metodología Agile adoptada por Esker en 2011.

El enfoque medioambiental de Esker, iniciado por la dirección de la empresa y apoyado activamente por los empleados, es, sobre todo, una oportunidad para proponer una forma de operar más ética, cada vez más solicitada por clientes, empleados, socios e inversores.

"Estamos muy orgullosos y alentados de que nuestros esfuerzos hayan sido recompensados con la certificación ISO 14001 y la medalla de oro EcoVadis", dijo Jean-Michel Bérard, director ejecutivo de Esker. "Creemos firmemente en un crecimiento económico de suma positiva, que es parte de una perspectiva ética a largo plazo e integra las limitaciones ecológicas y sociales".