La compañía valenciana de limpieza y desinfección industrial Cleanity ha cerrado el 2020 con una facturación global de 15 millones de euros, lo que supone un incremento de más del 40% en su facturación respecto al ejercicio anterior. Unos buenos resultados que también se han reflejado en un importante aumento de su cartera de clientes y de su plantilla, que se ha visto incrementada en un 30%. 

Mariam Burdeos, directora de Cleanity, valora muy positivamente estos resultados, consciente de la responsabilidad que tiene el sector en un contexto tan complejo como el actual. Además, añade que “como empresa tenemos muy claro que esto ha sido posible gracias al trabajo de todo un equipo volcado en el diseño de soluciones eficaces que satisfagan realmente las necesidades de nuestros clientes y a la firme apuesta que venimos desarrollando por la sostenibilidad de nuestros procesos y productos”.

Mariam Burdeos: “La amplia experiencia acumulada durante todos estos años nos ha permitido ofrecer nuestros productos y servicios durante la pandemia a otros sectores en los que tradicionalmente no hemos estado presentes” 

Con más de 15 años de experiencia en el diseño de soluciones para la higiene y desinfección industrial, Cleanity concentra su labor en la industria alimentaria, canal Horeca y Retail, sectores donde operan actualmente y a los que ofrece soluciones adaptadas y específicas para cada necesidad. “Sin embargo, la amplia experiencia acumulada durante todos estos años nos ha permitido ofrecer nuestros productos y servicios durante la pandemia a otros sectores en los que tradicionalmente no hemos estado presentes”, como ocurrió durante la fase final de la Liga ACB celebrada en la Fonteta de San Luis o en la maratón de Valencia en los que Cleanity participó como partner de la burbuja sanitaria que se diseñó para garantizar la seguridad de ambos eventos.

Tres nuevas divisiones

Fruto del crecimiento del volumen de trabajo y del interés por ofrecer nuevos servicios, la compañía inaugura este nuevo ejercicio con una reorganización de su estructura en torno a tres nuevas divisiones. Así, nace Cleanity Solutions, área que engloba las soluciones diseñadas para garantizar a la industria alimentaria la máxima seguridad en el proceso de manipulación de alimentos; Cleanity Services, división destinada a ofrecer equipos especializados que implanten las soluciones con la mayor garantía y, por último, Cleanity Recycling, responsable de gestionar los residuos, el reciclaje, así como del desarrollo de las nuevas políticas de medio ambiente que llevan a cabo desde la compañía. “El trabajo llevado a cabo desde estas tres unidades de negocio nos permite aportar a nuestros clientes un valor diferencial como partner único de limpieza y desinfección” apunta Mariam Burdeos.

 Además, todo este proceso de reestructuración está acompañado de una nueva propuesta gráfica de imagen corporativa que ha desarrollado la agencia Amparo y Asociados y que se ha construido en torno al color y la identificación de cada una de sus divisiones con un icono de forma simple y directa. 

Mariam Burdeos pone el acento en la importancia de haberse preparado bien en un entorno tan exigente como el de la higiene industrial, lo que ha permitido estar a la altura cuando el sector así lo ha necesitado  “en los últimos años hemos tejido alianzas estratégicas con la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y con la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), y vamos a continuar colaborando con aquellos que compartan nuestra filosofía de compromiso con la innovación y la voluntad de transformar la higiene industrial”.

Movidos por su espíritu innovador, en los últimos años Cleanity ha lanzado una apuesta por la sostenibilidad con soluciones como las de la gama Neutraq4, que optimizan el tratamiento de aguas residuales en las plantas depuradoras minimizando el impacto en el medio ambiente; reduciendo el consumo de agua en sus procesos; diseñando formulas biodegradables o comercializando soluciones concentradas como las de la línea Ecotech