Primaflor y un grupo de empresas del Clúster de Innovación en Envase y Embalaje han anunciado que trabajarán en el desarrollo de un packaging activo cuyo objetivo será alargar la vida útil del producto.

El director de Ensaladas de Primaflor, David Ortiz, ha explicado que así podrán alcanzar mercados más lejanos y en los que no aún no están presentes, como Canadá o la zona del golfo Pérsico, tal y como confirmó en el XV Desayuno del Clúster de Innovación en Envase y Embalaje.

El acto, al que acudieron más de cincuenta empresas del sector, se celebró en las instalaciones del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos IATA-CSIC (Madrid) el pasado viernes. Desde Primaflor también se apuntó la necesidad de aunar el crecimiento del negocio y la rentabilidad con el respeto por el medioambiente. "Slargar la vida útil debe ser compatible con envases sostenibles que reduzcan la huella de carbono y que puedan ser reciclados", afirmó Ortiz.

En este sentido, Primaflor ha apostado por el desarrollo de envases microondables que no transmitan el calor hacia la cara exterior y envases tipo bandeja que, pese a tener varios platos en los que unos deban ser calentados en el microondas y otros no, se respete la temperatura de cada uno de ellos.

Otro de los pilares de este packaging ideal, para Primaflor, pasa por envases para ensalada que mediante un dispositivo permitan verter las salsas en las ensaladas y posteriormente mezclarlas, con lo que se evita la necesidad de abrir sobres de plástico.
Durante el encuentro, el director de ensaladas de Primaflor explicó que las tendencias futuras, tanto en el sector de la alimentación como en el del envase, pasan "inevitablemente" por la adaptación de los productos a otros escenarios, como "la venta electrónica".