AMDPress.- La cadena de distribución Ahold ha logrado unas ventas netas de 12.000 millones de euros en el tercer trimestre de 2004, un 7,9% menos que en el mismo periodo del año anterior. Entre las claves para explicar este descenso se encuentran la negativa marcha de las filiales estadounidenses Stop&Shop y Giant, así como el perjudicial cambio de moneda.

“Las ventas netas han estado afectadas por los perjudiciales cambios de moneda, en especial, del dólar”, según ha señalado en un comunicado oficial Ahold, que indica que excluyendo los efectos del cambio de divisas las ventas sólo hubieran descendido un 2,4%.

Por otra parte, las ventas en las filiales de Estados Unidos cayeron un 1,3% respecto al tercer trimestre de 2003, hasta 6.089 millones de dólares. Sin embargo, las ventas en Europa crecieron un 1,3% hasta 3.044 millones.

Según informa la agencia Reuters, al cierre de 2004 se prevén unos ingresos para Ahold de 52.360 millones de euros, un 19% menos que el año anterior, debido a los procesos de desinversión en que está inmersa la compañía.