AMDPress.- La cadena de hipermercados Alcampo, filial del grupo galo Auchan, registró en 2002 una facturación bruta de 2.965,24 millones de euros, con un aumento del 8,5% respecto al año anterior; mientras que la cifra neta de negocios fue de 2.686,59 millones, con un crecimiento similar en porcentaje al de las ventas brutas.

Por su parte, el cash flow bruto de Alcampo ascendió a 152,25 millones de euros, un 8,15% más; mientras que el resultado de explotación se situó en 74,42 millones de euros, el 0,88% más que en 2001. La compañía destaca en su comunicado “el fuerte incremento de las amortizaciones por los cuatro hipermercados abiertos en 2001 y el centro puesto en marcha el año pasado”.

A su vez, el beneficio neto alcanzó los 47,58 millones de euros, con un aumento de 106,1% sobre el pasado ejercicio. Este crecimiento fue debido, según Alcampo, “al impacto positivo de los resultados extraordinarios derivados de la venta de activos inmovilizados no relacionados con la actividad principal de los hipermercados”.

En el transcurso de 2002, Alcampo invirtió 157 millones de euros en la apertura del hipermercado Alcampo La Orotava (Tenerife), de la gasolinera de Sant Adrià del Besós (Barcelona), y en la construcción del centro comercial y de ocio Parque Rioja y en la mejora de centros ya existentes. Puso también en marcha la plataforma logística de Camarma de Esteruelas (Madrid), dedicada al almacenaje y distribución de productos de no alimentación, y cuya superficie ronda los 50.000 metros cuadrados.

En este ejercicio, Alcampo prevé invertir 135 millones de euros en la apertura de dos hipermercados situados en Alicante y San Martín del Rey Aurelio (Asturias); además, el pasado 29 de abril abrió las puertas del centro comercial y de ocio Parque Rioja en Logroño, y en enero pasado abría así mismo una gasolinera en Sevilla.

Con las aperturas antedichas, Alcampo finalizó el ejercicio 2002 con 43 hipermercados situados en 13 Comunidades Autónomas, que reúnen una superficie de ventas conjunta superior a los 430.100 metros cuadrados, además 14 gasolineras. La plantilla de Alcampo al cierre del ejercicio estaba compuesta por 14.139 empleados, 686 más que en el año anterior.

Durante el año 2002, Alcampo destinó 600.000 euros a acciones sociales, dato que supone un incremento del 15% con respecto al año anterior, que fueron para programas humanitarios y asistenciales, protección del medio ambiente, formación profesional, educación, salud, apoyo al deporte y a otras manifestaciones artísticas.