El pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado que el Gobierno autónomo inicie la elaboración de un proyecto de ley que posibilite la creación de un impuesto que grave las grandes superficies comerciales presentes en esa comunidad autónoma.